Los pies son una de las zonas más vulnerables del cuerpo y, gracias al calzado de seguridad en Martorell, seguramente muchos trabajadores han evitado un accidente laboral en nuestra región y en otras zonas del país.

Cuando hablamos del uso del calzado de seguridad en Martorell, no solo nos referimos al sector terciario, sino también de otras profesiones en las que los empleados deben estar de pie durante varias horas al día. Este ritmo de trabajo puede suponer que, en ocasiones, los pies puedan sufrir daños por golpes o caídas de objetos.

En este sentido, el Instituto Nacional de Estadística publicó un estudio que revelaba que el 15 % de los accidentes laborales están relacionados con los pies, una problemática que se debe, en muchas ocasiones, a la ausencia del calzado de seguridad o la falta del mismo, lo que multiplica las probabilidades de sufrir daños en el ambiente de trabajo.

Los accidentes más comunes son los dedos aplastados, las lesiones en el empeine, los resbalones y los daños en la planta del pie. Los dos primeros casos se dan al recibir golpes en la parte superior del pie al no contar con la protección adecuada para la labor que se está desempeñando, como son las puntas de seguridad o la protección metatarsal. Los ejemplos más comunes de profesionales que sufren daños en las plantas de los pies son los camareros, quienes pueden sufrir cortes de cristales durante su jornada laboral.

Los calzados de seguridad actuales evitan un gran número de accidentes laborales o reducen su perjuicio en el trabajador, por lo que la elección de una indumentaria adecuada con la homologación correcta es imprescindible.

En JP Soreima somos conscientes de la necesidad de generar un ambiente seguro para el trabajador. Por ello contamos con los mejores productos y los profesionales más capacitados para ofrecer el mayor confort y seguridad a nuestros clientes.